martes, 24 de marzo de 2009

Judíos antisionistas en la 33 marcha de repudio al golpe de estado y dictadura argentina


En toda la historia de las luchas de liberación populares hubo participación activa de judíos. Esa participación es traicionada por la histórica y progresiva limpieza étnica de la población palestina de sus tierras por parte del Estado de Israel.

En la Argentina entre 1978 y 1982, el gobierno de Israel, La Agencia Judía y otros organismos oficiales se abstuvieron de procesar solicitudes de inmigración de judíos con antecedentes izquierdistas cuya vida peligraba, con el fin de preservar los buenos lazos comerciales y políticos con la junta militar en el poder. En el mismo periodo, Se llevaron a cabo ventas de armas por valor de alrededor de los mil millones de dólares, entre Israel y Argentina. Tanto el Likud como los líderes laboristas fueron cómplices en la conjura de silencio.

El sionismo, la ideología fundadora que se manifiesta actualmente en el Estado de Israel, echó raíces en la era del colonialismo europeo y se diseminó a continuación del genocidio Nazi. El sionismo se nutrió de los más violentos y opresivos hechos del siglo diecinueve, limando los numerosos esfuerzos de una militancia de judíos en las luchas de liberación. Honrando estas luchas y para retomar un lugar en los vibrantes movimientos populares de nuestro tiempo, el sionismo, en todas sus formas, debe ser abandonado.

Hoy marchamos en solidaridad con la memoria de las víctimas del terrorismo del estado argentino en esos años de represión monstruosa, y también como judíos, con los habitantes de Gaza y de toda Palestina, víctimas del terrorismo del estado de Israel, expulsados, oprimidos, torturados, y asesinados desde hace sesenta años.

IJAN, Red Internacional de Judíos Antisionistas

En nuestro nombre no

Judíos Antisionistas de España


ennuestronombreno@gmail.com

Seguidores